Publicidad:

viernes, 24 de noviembre de 2017

El 'Holocausto' de Churchill en la India, 5 millones de muertos.

El 'Holocausto' que Churchill causó contra India o el asesinato de 5.000.000 de humanos a fuerza del hambre que nadie recuerda.

Fotografía de una calle de Bengala, durante la Hambruna provocada a proposito por el Winston Churchill y el imperio Británico entre los años 1942 y 1944.

Todo empezó cuando el Gobierno de Londres ordenó el requisamiento de casi todo el arroz y otros alimentos ubicados en Bengala para llevarlos hasta Oriente Medio y Egipto, donde se ubicaba el grueso de las tropas británicas que por aquel entonces intentaban a duras penas defender el Canal de Suez del ejército ítalo-germano.

Los que podían oponerse fueron callados de golpe cuando todas sus organizaciones políticas y sociales fueron disueltas entre el verano y otoño de 1942. Los altos miembros del Partido del Congreso Indio que reclamaba la independencia, incluyendo los pacifistas Mahatma Gandhi y Jawaharlal Nehru, fueron arrestados y encarcelados. Como consecuencia de ello se produjeron una serie de protestas y rebeliones que terminaron siendo aplastadas con violencia. En escasas semanas los británicos ejecutaron a 2.500 personas e hicieron prisioneras a 66.000 más.

Decenas de miles de familias al completo murieron de inanición dentro de sus viviendas. Otras personas preferían salir a la calle y desfallecer en la vía pública a la vista de todo el mundo. Poco a poco las aldeas y ciudades se fueron llenando de cádaveres putrefactos y sin recoger, lo mismo que las enfermedades como el cólera, tifus o disentería que se expandieron sin control llevándose millares de vidas.

El Primer Ministro Winston Churchill respondió en el Parlamento cuando le preguntaron sobre las reservas alimenticias de Bengala, justificándose según las teorías de su consejero científico Frederick Lindemann, que los indios eran culpables de su situación por ser una raza débil que se había reproducido en exceso y que ahora tenía que pagar las consecuencias de verse en la escasez por su superpoblación. Churchill jamás reduciría las raciones del Ejército Británico para alimentar Bengala, al fin y al cabo él odiaba a los indios y no lo disimulaba, llegando en una ocasión a afirmar la siguiente frase: “las peores personas del mundo después de los alemanes son los indios”.

Informe Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario